L’Orangerie Alvear Palace en Buenos Aires : Afternoon High Tea

Siempre que venía a Buenos Aires queria ir a L´orangerie ubicado dentro del que se puede considerar el hotel más lujoso de la capital porteña, siempre por motivos de agenda o porque no me alcanzaba el tiempo no lo concretaba.

En este último viaje de enero 2020 (antes de la crisis del coronavirus) , pude ir y esta fue mi experiencia, desgraciadamente tenia mas imagenes pero mi teléfono se averió y se perdieron casi todas las fotos y solo rescate algunas de mi s redes sociales.

Llegue a eso de las 5PM por que era la hora del te, al no estar lleno el lugar me pudieron acomodar dentro del del patio que está acristalado el cual es bellisimo.

Apenas nos sentamos apareció un camarero extremadamente bien “atildado” ( bien vestido, esta palabra ya no la usan en México desgraciadamente) y con guantes blancos el cual se presento y nos brindo la carta para que decidieramos que te o infusión queríamos tomar.

Yo me fui por el Alvear Blend el cual es una mezcla de té negro + cítricos del mediterráneo + almendras + pétalos de rosas. Este blend fue creado por Inés Berton que es la dueña de Tealosophy en Buenos Aires y se dedica a crear blends de té, aparte ella es una de las mejores sommeliers de té del mundo.

Hay que mencionar que las mezclas de té se realiza en el momento y no son en bolsita, además de que la vajilla es muy elegante y está fabricada por Noritake en Japón.

Llegó la torre con todos los duces y emparedados que describire a continuacion:

Piso superior: Pastelitos, mini opera, mini lemon tarts, mini crumble de manzana

Piso de en medio: Emparedados de salmon con crema y caviar, emparedados de pepino y eneldo, emparedados de roast beaf

Piso inferioir: Emparedados de miga de queso con toma deshidratados, jamon con queso.

Aparte te traen un plato con scones tibios y jaleas de naranjas y frutos rojos así como crema de limón.

Por ser domingo el dia que fui, el champagne era ilimitado. Me bebí unas 3 o 4 copas. Quiero destacar que nuestro camarero nos ofreció llenar la tetera con más té en varias ocasiones, pedimos una segunda ronda de té y no nos la cobraron al igual que las copas adicionales.

¡La tetera tiene una asa acolchada para que no te quemes los dedos!

Ya al final después de tanta comida nos dijeron que si queríamos una tartaleta que traen en un carrito, yo estaba full pero igual la pedí para probarla ya que estaba incluida en el precio, había las clásicas como cheesscake, opera, milhojas, tartaleta de queso, pero yo me decanté por una tarta de manzanas caramelizadas en forma de rosca.

La tartaleta estaba muy buena pero la verdad es que ya habia comido demasiado.

El costo del te fue aproximadamente 30-35 dólares para 2 personas ya con todo incluido.

La verdad es una experiencia muy agradable si vas a Buenos Aires y te gusta tomar el té, es algo que es casi imposible de encontrar en México con ese mismo nivel de calidad y entorno.

#Latam50BestRestaurants Narda Comedor en Buenos Aires

Cuando supe que Narda Lepes abriría un restante en  Buenos Aires no dude en poner a Bs. As. En mi lista de próximos destinos, aparte de que la capital porteña es uno de mis destinos preferidos en el mundo. Soy fan de Narda Lepes desde el 2005 aproximadamente, cuando se empezó a emitir programas en el canal de cable El Gourmet donde salía preparando recetas de su autoría  o bien haciendo viajes por el mundo para descubrir su gastronomía como Marruecos, Inglaterra, Grecia, Vietnam o Japón.

También el 2008  hice un viaje a la Argentina donde aproveche para comprar su primer libro que publico ese año llamado: Comer y pasarla bien, el cual guardo con mucho recelo en mi casa.

Bueno en pocas palabras soy súper híper mega fan de Narda y su estilo desenfadado para cocinar y expresarse, tanto así que ella me motivo a ir a Marruecos por la forma en que te transmite su experiencia.

Esa noche no hice reserva, llegue directito al restaurante  ubicado en Belgrano en Mariscal Sucre #664. Al llegar la entrada es súper discreta, solo hay un pequeño anuncio que dice NARDA muy al estilo nipón.

Al ingresar, la decoración del lugar es muy desenfadada, con un toque retro 60s/70s de la barra, y en general muy blanco y lumínico sin estridencias. El lugar estaba lleno sobre todo de  brasileiros bien atildados  que parecía que empezaban la noche y después se irían de fiesta por Bs. As.

Me asignaron mesa y al minuto se apareció una camarera con acento “venezolano” súper simpática y chévere  quien me mostro la carta que a continuación pongo:

Aclaro que los precios son de hace más de un año, por lo que no están actualizados. Los platillos están escritos en idioma “nardeano” ósea con las palabras que usa Narda, no tienen muchas explicaciones los platillos de cómo están compuestos pero están escritos de una manera muy original que hace que pongas a trabajar la imaginación o bien preguntes a tu camarero de que va cada platillo. ¿Quizás sea para dejar mucho a la imaginación y que cuando recibas tu plato te lleves una sorpresa?

Nos pedimos una burrata con higos, ciruela y jamón crudo; vino tinto y un “hallumi” con palta que describiré más delante.

La mesa está decorada muy simple sin ornamentos excesivos ni estridencias, solamente hay una base al borde la mesa para poner platos y un   contenedor cuadrado de madera donde van los cubiertos y los puedes tomar a libertad.

Nos  pusieron una “manteca al techo” que es una mantequilla con especias y flores decorativas y unos trozos de hogaza de masa madre que estaba muy bueno.

Al estar sentados cercas de la barra podíamos ver las creaciones  de mixologia del bartender.

Llego el primer platillo que era la burrata estilo capresse.

Explico el plato, era una burrata que  es una  bola de mozzarella rellena de crema ( la cual al partirla obviamente sale crema), pero estaba con un twist muy “a lo Narda” tenía avellanas fritas, eneldo,  hojas de albahaca ( obviamente)  así como hojas de cilantro pero no ese cilantro mexicano que tiene un sabor muy invasivo y destructor sino que era un especie de cilantro asiático más suave.

Tenía obviamente tomatitos mini, jamón crudo  o serrano ( amo el jamón serrano) y todos estaba  bañado en una salsa de pesto muy  suave de sabor a hierbas pero que estaba un poquito salada, al mezclar los sabores que en si eran de un sabor suave con el pesto salado se equilibraba muy bien todo. Una combinación bien armada y con mucha lógica que me encanto.

Después llegaría el hallumi asado, que el hallumi es una queso de la isla de Chipre en el mediterráneo, este queso que ignoraba su existencia porque en México no lo encuentras tiene una textura similar al queso feta pero combinada con un queso más blando como el queso panela o bien el queso de burgos en España, es como si el queso feta y uno blando tuvieran un hijo y sale el hallumi que no es salado en sí pero tiene una textura semi granulosa  pero es compacto a la vez.

El hallumi venia ligeramente asado acompañado de media palta o aguacate que a su vez tenia cebollas  moradas en conserva estilo japonés, cilantro,  maní ,  semillas de mostaza y  estaba  bañado con una salda estilo oriental tipo tailandesa de chile  un poco dulce.

Este último plato fue el que más me cautivo por la combinación de elementos asiáticos y mediterráneos que daban un contraste entre sí pero  que a la vez se unían de una forma donde  hacían una sinergia explosiva de sabores muy “umami”

El restaurant  ofrece esta mezcla de sabores y  platillos orientales, asiáticos y mediterráneos  muy en sintonía con la onda de Narda y su forma de cocinar que me encanta.

Puedes encontrar en el lugar productos que vende Narda, desgraciadamente esa noche no la encontramos allí laborando, tenía muchas ganas tan siquiera de verla de lejos, pero a la próxima que pueda vuelvo.


No hubo postre, por que en una ciudad como Buenos Aires hay que medirse con la comida si no quieres que a tu regreso subas de peso.

Reporte de vuelo: Buenos Aires – México en Clase Premier vs Clase Turista

Después de esperar casi 3 horas en el Star Alliance Lounge (puedes leer la reseña del Salon Vip dando click aquí) por la demora, llego la hora de abordar el AM29 pasada la 1AM de la madrugada.

En este punto ya había perdido mi conexión a Tijuana, pero me había llegado un mensaje por email donde me informaban que me habían reacomodado en el siguiente vuelo de MEX a TIJ que partía 3 horas después del original, ya que estaba perdiendo mi conexión por culpa de American Airlines, pero el equipo de Aeroméxico  me reacomodo en el siguiente vuelo, algo de agradecerse.

Camine hacia la puerta de embarque y pase por donde abordaban el vuelo de Iberia a Madrid, si saberlo estaba haciendo cola para abordar ese vuelo Hernan Van Norder autor del blog ULTIMALLAMADA.COM lo supe por que al día siguiente viendo sus historias de Instagram vi que estábamos al mismo tiempo en Ezeiza, hubiera sido genial conocerlo en persona, les recomiendo seguirlo en Instagram, Twitter y leer su blog que es espectacular.

Abordamos el vuelo, yo iba sentado en el asiento 5F y mis otros acompañante iban en clase turista, por lo que haré una reseña del servicio en ambas clases para comparar.

Fui bienvenido por el jefe cabina de nombre “Felipe” quien me ofreció una bebida, la cual era agua o jugo de naranja, opte por el agua.

Había tomado un ejemplar del periódico El País que es mi favorito para leerlo en la mañana cuando ofrecieran el desayuno.

El avión salió demorado,  despegó y en cuanto despego tumbe el asiento.

Una vez estabilizados, pasaron ofreciendo el Amenity Kit que en Premier   es de la marca Boggi incluye: antifaz, calcetas, crema, bálsamo labial, desinfectante para manos, bolígrafo, tapones para oídos, peine y cepillo dental con su respectiva pasta.

El contenido del amenity kit

El de clase turista: antifaz y  tapones para oídos.

También se entregó el menú, donde  las opciones del día eran:

Pollo con ensalada de trigo y salsa de queso de cabra

Pescado con ejotes, almendras y arroz basmati

Pasta con salteado de hongos y queso parmesano.

A la media hora de haber despegado, apareció Felipe nuevamente con su respectivo trolley (carrito de comida) y me pregunto si me apetecía cenar, a lo que respondí que sí, me pidió que sacara la mesita y poso sobre ella un mantel blanco, un plato de quesos provolone y criollo, de beber pedí un vino tinto Terrazas de los Andes (Malbec).

Quiero destacar que el vino hacia un excelente maridaje con los quesos y además estaba delicioso, tenía un buen cuerpo y las notas que tenía eran muy amaderadas sin ser terrosas y un pequeño dejo como a frutos rojos.

A los 15 minutos volvió aparecer Felipe (siempre fue muy atento en su trato, amable y educado al dirigirse hacia mi) nuevamente quien recogió mis platos y me pregunto que deseaba de plato fuerte a lo que respondí que si tenía pollo, estaba dudoso ya que me encontraba en las últimas filas del avión y no había efectuado el servicio “pre-select” donde puedes escoger tu plato por anticipación al momento del check in online.

Afortunadamente si quedaba una opción de pollo, la cual posó  frente a mí, estaba acompañado de una bowl con una ensalada verde y un plato ovalado con el entremés que era mozzarella fresca con calabacitas y albahaca, sobre el cual puse un hilo de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) con acetto balsámico para para potencializar el sabor del entremés.

El pollo  omitiendo su apariencia, estaba muy rico, tenía un salteado de ensalada  a base de trigo con queso de cabra y chorizo que le daba una sabor bastante bueno, extraña y arriesgada combinación pero bien lograda.

Después de devorar mi plato, una vez más Felipe aparece y recoge todo y me pregunta que si deseaba postre a lo respondí afirmativamente y me trajo una especie de brownie de chocolate con nuez que fue  poco memorable acompañado de un poco más de ese vino malbec y una taza de café.

Mientras mis acompañantes de turista les servían su cena consistente en:

Pollo con arroz al azafrán y granos de elote

Ensalada  mixta con palmitos

Pasta frola de membrillo y galletitas de dulce de leche

Una vez que me retiraron todo, ahora así a dormir (el edredón estaba súper calentito y la almohada muy cómoda), no supe nada de mi hasta que una ligera turbulencia me despertó sobre Lima.

Proseguí durmiendo hasta que nos encontrábamos cercas de las costas de Chiapas por Guatemala, me pare al baño y vi que habían montado un área de  tentempiés en un carrito con sándwiches, frutas y botellas de agua, la verdad no tomé foto,  solo tome un emparedado.

Por cierto el baño de Clase Premier tiene una ventana y ofrecen amenidades que no las hay en turista como lo son crema para manos y jabón de Institut Kerite de Paris, oh lala!

Me dirigí al frente del avión para comprar un llavero de cinturón de seguridad de avión en tamaño mini que me vendieron del duty free, por que uno es avgeek (aviation geek) y este tipo de cosas son importantes de tenerlas para uno, ¿o no?

Faltando una hora y media para aterrizar, pasaron ofreciendo  oshiboris o toallitas calientes en español, la toallita caliente es para limpiarse las mano y no la cara como me ha tocado ver a otras personas en el avión…

Después siguió el desayuno que consistió en

Omelette con coles de Bruselas salteadas con calabacitas y granos de maíz

Ensalada de frutas

Compota de frutos rojos

Pan y mantequilla

En clase turista a mis acompañantes les sirvieron:

Huevos revueltos con jamón, patatas fritas y espinaca salteada

Ensalada de frutas

La vista desde mi asiento que ofrece bastante espacio al estar frente a una mampara.

Asi quedo mi asiento después del desayuno

Iniciamos el descenso unos 25 minutos antes de aterrizar y me apresure para irme al baño a lavarme los dientes.

Aterrizamos en CDMX con 2.5 horas de demora aprox, mi vuelo original  a Tijuana se perdió pero no importa nos fuimos al Salón Premier un rato donde descansamos y comimos algo mientras salía nuestro vuelo.

Gracias por haber leído el reporte!

Reseña: Star Alliance Lounge – Buenos Aires (Ezeiza)

El día que volé de  Buenos Aires – Ezeiza a México en Clase Premier de Aeroméxico (podrán leer el post  en los próximos días) utilice el Lounge VIP de Star Alliance en Ezeiza que te permite entrar siendo portador de la tarjeta Priority Pass.

Si bien este Lounge es para uso de aerolíneas miembros de la alianza como United, Copa Airlines, Turkish, Avianca etc… permiten que cualquier pasajero de cualquier aerolínea no miembro de esta alianza pueda entra en un horario muy específico y a la vez bizarro que es de 10:00PM de la noche a 14:00PM  o mejor para que  me entiendas: no puedes ingresar de las 2 de la tarde a las 10 de la noche.

Bueno, ese día mi vuelo a MEX se demoró por que un 777 de American tuvo que efectuar un aterrizaje de emergencia en EZE por problemas de presurización, y cerraron el aeropuerto por casi 1 hora y desviaron varios vuelos a Montevideo entre ellos mi vuelo de Aeroméxico que estaba por aterrizar, por este motivo mi vuelo se demoró casi 3 horas y pude entrar al Lounge de Star Alliance.

Me dirigi al segundo piso de la terminal donde está el Lounge de Iberia y el American, la entrada al de Star Alliance es por un pasillo bastante desapercibido que esta junto al  salón de Iberia y no tiene señalización, al final del corredor está la entrada al Lounge:

Al ingresar simplemente deslizan tu tarjeta Priority Pass y   registra tu  boleto de avión y te dicen “bienvenido, adelante”.

A la entrada también hay un aparador o mueble con periódicos, revistas y algunas antigüedades que le dan un toque cool al Lounge

La decoración del Lounge es súper “argenta”, todo está decorado al estilo gaucho con  muchos muebles de madera, algunas sillas cubiertas de pieles de vaca y trozos de madera que cuelgan del techo, la verdad es que me gustó mucho la decoración me hizo sentir como si estuviera en una finca  en las pampas argentinas o algo así.

El salón cuenta con una variedad amplia de licores, vinos y cervezas

En cuanto a la gastronomía había para picotear:

Tablas de quesos, fiambres, aceitunas, frutos secos y galletitas

Por el lado de la comida caliente ofrecían cuscús, chopsuey oriental de vegetales y pechugas de pollo grilladas, además había una selección de panes

En la parte dulce tenían alfajorcitos y panque

Cabe destacar que al fondo del salón había otra barra con más variedad de licores, quesos, fiambres y aceitunas para  los que estábamos sentados al fondo, de esta manera no teníamos que caminar de un lado al otro para traer algo, ¡bien pensado!

Por la hora y mi cansancio solo me tope un par de copas de vino tinto Malbec y un plato de cuscús con chopsuey.

El salón cuenta con duchas también.

Mas al rato un café y un alfajorcito para tirarme a descansar un par de horas mientras el 787 de AM le autorizaban volar de Montevideo a Ezeiza, el reporte de viaje lo posteo en los próximos días… Sin lugar a dudas un buen salon con excelente tema de decoración, una oferta gastronómica adecuada y más robusta que muchos salones VIP en México, este lounge en el que he estado un par de veces es uno de mis preferidos en el mundo, tiene un perfecto equilibro de la formula : diseño + ambiente que induce relajación + buenos alcoholes + muchos lugares para sentarse + comida decente.

Reseña de vuelo: MEXICO -TOKIO (NRT) en AeroMexico

Antes era muy usual que publicará, pero por deberes escolares me tuve que ausentar un poco bueno casi 2 años de no publicar debido a que me dedique a estudiar una Maestría en Estrategia Competitividad y Productividad que estuvo más pesada de lo que pensé y donde tuve que redactar una Tesis cuyo título fue : “La competitividad del Aeropuerto de Tijuana como un punto de enlace entre México y Asia para la atracción de aerolíneas”, un tema que me apasiona pero del cual no hay mucha información lo que hizo que se me complica todo, no obstante estuve viajando en ese periodo e iré publicando gradualmente mis reportes de viaje.

Este viaje ocurrió en AGOSTO DEL 2019, y se origino en TIJ

TIJ-MEX
Vuelo: AM 177

Llegue al aeropuerto 2 horas antes de la salida de mi vuelo, despache maletas y obtuve pases de abordar hasta Tokio, de alli procedi a pasar el filtro de seguridad para irme al VIP Lounge del aeropuerto de Tijuana, como dato AeroMéxico cerro (más bien lo obligaron a cerrar) su Salón Premier en Tijuana desde febrero del 2018, la verdad el VIP Lounge es gestionado por el Grupo Aeroportuario del Pacífico y no me gusta entrar allí por estos motivos:

1.-La Sala tiene muy fea decoración, parece un antro o night club, su decoración no incita la relajación
2.-Siempre está muy lleno
3.-El personal que atiende es muy rudo y grosero, siempre andan diciendo grocerias unos a otros.
4.-Hacen muy poquita comida caliente la cual se acaba muy rapido
5.-El personal prefiere esmerarse en atender americanos y méxico-americanos porque les dan propinas en dólares y a uno no le hacen caso

Pollo en salsa de hongos y arroz

En pocas palabras un caos de Lounge

Pero esta vez me lleve un sabor agridulce, si bien la atención era lo que esperaba, que no le hicieran caso a uno, que hubiera suciedad y basura en las mesas, que estuvieran diciendo majaderías y que siguiera igual de feo el lugar, la comida si estaba buena y había en cantidades abundantes, así es que solo comi un pollo en salsa de hongos y arroz, una ensalada y un par de copas de vino blanco y me retiré del lugar.

Ensalada

Me dirigí a mi sala a esperar mi vuelo el cual seria operado en un 737-700

El Boeing 737-700

El abordaje se efectuó en tiempo y forma, así como el despegue

A bordo me pedí una Stella Artois con Jugo de Tomate para tener algo sustancioso en el estomago aguantar las más de 3 horas de vuelo.

El aterrizaje en Mexico normal.

De allí me fui al Salon Premier a esperar mi vuelo, no saque fotos en esta ocasión pero les puedo comentar que ahora ofrecen tamales de pollo en salsa verde y de carne en salsa roja, por lo cual me comí unos cuantos ( mas bien fueron varios ya que eran de un tamaño mini), así como sopa y varias copas de vino para poder aguantar un vuelo de 14 horas.

AM57
Salida: 1.30AM

Me dirigi la sala de embarque y se nota las maneras tan educadas de los japoneses de embarcar un avion, todos haciendo fila ordenadamente en su zona donde les tocaba, el vuelo iba lleno en su mayoría de turistas nipones.

El abordaje fue en horario, debo contarles que checando en la aplicación de AM pude observar que solo iban 8 pasajeros en Premier, algo que se me hizo muy raro y que comentaré en el reporte de regreso.

Al llegar al asiento en ventana en salida de emergencia me esperaba una botella de agua, manta y almohada. Una vez que terminaron de abordar el capitán nos hablo por altoparlante para decirnos que iba a demorar la salida del vuelo 40 minutos ya que había fuertes vientos sobre el Pacifico lo cual ocasiona que llegaramos casi una hora antes a nuestro destino, que el aeropuerto de de Narita abre operaciones a las 6.00AM y qeu estimaban llegar antes de las 6.00AM por ende prefería demorar el avión en MEX y no tener que hacer patron de espera sobre NRT.

Bueno después de esta tediosa y abrumante espera el 787-8 despegó, cabe destacar que abordo iban 2 sobrecargos japonesas y el resto mexicanos.

La cena se sirvió 1 hora después del despegue, había opcion japonesa y occidental, desgraciadamente cuando llegar a mi lugar me dijeron que solo quedaba la opción occidental lo cual se me hizo raro, mas bien pienso que guardan la opciones niponas para dárselas a los japoneses.

En fin la comida estaba buena, se ve que AM ofrece mejores alimentos en vuelos Japón que a Europa o Sudamérica, ademas me toco estrenar la nueva vajilla de Clase Turista la cual tiene recipientes mas chiquitos para ensalada que la anterior vajilla

La comida consistió en pechuga de pollo con salsa de tomate acompañada de patatas en gajos y judías (ejotes) verdes. asimismo había un ensalada de vegetales mixtos, un recipiente con fruta, otra ensalada tipo Appetizer de camarones con pepinos encurtidos y pan.

Yo opte por tomar vino y agua para conciliar el sueño, cabe destacar que las sobrecargos mexicanas que me atendieron fueron muy indiferentes en su trato con los pasajeros, quiero pensar que es por el horario de salida de madrugada del vuelo,

La cena se recogió justo cuando sobrevolamos HMO

Me dispuse a ver una peliculas

A mitad del vuelo me entro hambre y fui al galley a ver que había, encontré los clásicos sandwiches de jamón y unas sopas mini Nissin de mariscos que eran japonesas no eran mexicanas y estan super buenas a tal grado que compre varias en Tokio y me las traje a México.

Algunas imagenes sobrvolando Alaska y el estrecho de Bering

El amanecer nos alcanzó en Alaska, la verdad no pude dormir en todo el vuelo, los asientos del 787 se me hacen super incomodos, en el 777 si podía descansar mejor.

Mi compañero de asiento por cierto era el presidente del comité olímpico cubano, los cubanos siempre tan agradables en su plática y su modales, charlamos un buen rato de Cuba y la política interna cubana.

El desayuno se sirvió 1.5 horas antes de llegar a Japón

Este consiste en huevo revuelto con cebollín acompañado de hongos salteados y jamón. Ademas habia ensalada de frutas, galletas y pan.

El desayuno estaba demasiado bueno, y se notaba que AM no ofrece ese menú en vuelos a Europa.

Algo que quiero destacar y recalcar es que las sobrecargos japonesas entraban a los baños cada media hora, si cada media hora como lo leen para limpiarlos y tenerlos impolutos. También era común verlas a mitad del vuelo ( a la sobrecargos japonesas) yendo y viniendo al galley llevando sopas y snacks a los pasajeros.

Iniciando el descenso a Narita en Japon

Al descender observe que habia otro 787 de AM ( supongo estaba varado por mantenimiento) al parecer esos 787 tienden a tener problemas de mantenimiento.

El aeropuerto de Narita a mi llegada no se me hizo la gran cosa, esperaba más como el aeropuerto de Shanghai o el de Ezeiza que es mas bonito, pasamos rápido migración y al llegar a recoger mis equipajes ya me los tenían en el piso, los empleados del aeropuerto había bajado todas las maletas al piso y las pusieron en hilera para que los pasajero pudiéramos recogerlas mas fácilmente.

Agradezco hayas leído mi reporte, pronto publicare el regreso el cual fue en CLASE PREMIER y debo decir que fue E S P E C T A C U L A R, ademas de mas post sobre Tokio, ciudad que me fascino y supero mis espectativas!

Te agradezco hayas leido esta publicacion.