Archivo de la etiqueta: reporte de vuelo

Volando de Lima a Mexico en AeroMexico

Después de unos días en Perú, era tiempo de regresar a México. Mi vuelo salia a la media noche, así es que el ultimo día lo aproveche completo para recorrer y visitar Lima.  Por la tarde decidí visitar lugares cercas de mi hotel (Ibis Larco) como lo son Miraflores (Uno de los barios mas elegantes  de la capital peruana), Barranco, y el centro comercial Larco Mar  que esta junto a un acantilado y tienes vistas excelentes del mar pacifico. Recomiendo comer un ceviche dentro del centro comercial en el  restaurante MANGOS.

Decidí regresar a mi hotel a eso de  las 7:30PM para recoger mi equipaje e irme unas 5 horas antes al aeropuerto por que me habían advertido que el trafico en la capital limeña era mortal y mas en viernes, así es que no quera arriesgarme, y así fue hice casi una hora desde Miraflores al aeropuerto de Lima, en si no es una distancia grande, el problema es que todas las calle se encontraban atascadas de autos a vuelta de rueda. Cabe destacar que toda la gente en Perú fue super amable conmigo y dispuesta a ayudarme y darme consejos, me lleve una muy buena impresión del país, Lima es muy bonito, moderno y se come muy rico.

Luego del trajín del trafico llegue al aeropuerto con un poco mas de 3 horas de anticipación y me dirigí a los mostradores de AeroMexico donde ya había una pasajera esperando, yo era el segundo en llegar y empezaba la cola con nosotros, a los pocos minutos creció la cola, en su mayoría pasajeros peruanos y estadounidenses. La documentación empezó dos horas y media antes de la salida del vuelo. Fui de los primeros en ser atendido y  solicite ascenso a Clase Premier el cual no se me dio ya que el vuelo iba full en Business (tomar nota de esto).

Después de hacer las gestiones en el mostrador me fui a recorrer el aeropuerto y cambiar soles por dolares, el aeropuerto de Lima en el atea publica es viejo, pequeño y muy congestionado para un país como Perú, contrasta mucho con con lo bonita que esta la ciudad.

Después me fui al segundo piso al patio de comidas donde había una oferta muy grande de alimentos y a buen precio. Me comí una cajita de arroz chifa que me costo unos 3 dolares. Luego me fui a pasar el filtro de seguridad, para continuar con migración donde se me sello mi pasaporte y me dirigí a la puerta de embarque. Las salas del aeropuerto de Lima son amplias y en general el aeropuerto en las salas de embarque es amplio y cómodo, sus duty frees tienen buena selección de artículos.

30 minutos antes de dieron los anuncios previos al abordaje, había muchos pasajeros estadounidenses y peruanos (la mayoría en  el vuelo), los mexicanos eramos minoría. Muchos pasajeros querían solicitar su ascenso a Clase Premier con su tarjeta Banamex Aeromexico pero los empleados les dijeron que  el vuelo estaba totalmente lleno en Premier, muchos clientes incluso llegaron a los gritos.

El abordaje se dio en tiempo y forma y aborde el avión, era uno de los nuevos 737-800 con Sky Interiors, me toco asiento en el pasillo y junto a mi una pareja de esposos peruanos.

El vuelo iba a un 95% de su capacidad.

El despegue se dio a tiempo. En cuanto se estabilizo el avión empezó el servicio de alimentos, el cual fue bebidas y cacahuates. Me pedí un tequila con Sprite. Alcance a escuchar que muchos peruanos pedian Inca Kola a los sobrecargos, los cuales les respondían que no traían abordo.

20151128_020603

Me bebí mi tequila y me quede profundamente dormido. Desperté varias horas pues con el sonido de los carros de comida, nos escontrabamos volando  en aguas del océano pacifico y nos enfilábamos a costas de Oaxaca.

20151128_052047

El desayuno consisitio en omelett de queso y hongos con salchicha, ensalada de frutas, pan y una galleta. Estaba bueno todo, nada memorable, ni de que quejarse. Cabe destacar que en ambos servicios se ofrecio dos veces bebidas.

Aproveche para ver alguna pelicula y vi que estaba la pelicula espanola Ahora o Nunca con Dani Rovira y Clara Lago, me gusto mucho dicha pelicula la recomiendo, es sobre una boda dificil de concretarse. La pueden ver en Netflix.

20151128_055826

25 minutos antes se inicio el descenso al aeropuerto de México.

20151128_061932

El paso por migración y aduana para los mexicanos fue rápido, no había fila, desgraciadamente la fila para extranjeros era terrible, estimo  mas de 1000 pasajeros.

Despues  pase aduana, donde los pasajeros provenientes de sudamerica eramos separados y revisados minuciosamente, una vez finalizado ese proceso me dirigi a la escalera de pasajeros en conexion y  pase el filtro de seguridad para irme al Salon Beyond de Banamex a desayunarme una cafe y ensalada de fruta.

 

Estuve una media hora y depues me fui al Salon Premier de Aeromexico a echarme unos chilaquiles y esperar a que saliera mi vuelo a Tijuana.

20151128_085455

 

El servicio en el vuelo a Tijuana consisitio en los clasicos cacahuates y bebidas. No hubo fotos por que estaba muy cansado.

Recomiendo mucho Lima, es un destino  donde disfrutas mucho la comida y la ciudad, la gente es escesivamente amable, cortes y educada. Se siente muy segura la ciudad y esta muy bien cuidada. Solo recomiendo ir en el verano sudamericano (diciembre-marzo) que es cuando la ciudad no esta cubierta de nubosidad.

Espero hayan disfrutado el reporte.

 

 

Reporte de Viaje: Mexico – Buenos Aires en AeroMexico

MEX – EZE

Tenía muchos años sin ir a Sudamerica, siempre tenía intenciones pero por cuestiones ajenas a mi no podía concretar el viaje. De repente surgió una oportunidad y le pedí un día a mi jefa y me lo concedió. La única opción era volar el 31 de diciembre para ser más precisos, salir a las 11:58, ósea pasar Año Nuevo en un avión. Seria estar  menos de 36  horas en Buenos Aires para ser más exactos, pero de eso a nada…

TIJ-MEX

31 diciembre

Vuelo AM193

Salida 11:58PM

Como el vuelo salía bien tarde pude cenar con mi familia para despedir el año viejo. Me marche 2 horas y media antes al aeropuerto y no demore ni 15 minutos en llegar. Pensaba encontrarme con poca afluencia de  pasajeros pero no fue así, parecía un día normal. Llegue al mostrador de AeroMexico y accedí rápidamente con una gente, en menos de 45 segundos tenia maleta despachada hasta Buenos Aires y pases de abordar impresos, se me despidió con un Feliz Año Nuevo y buen viaje. El filtro de seguridad estaba vacío y pase sin molestia. De allí recorrí el largo pasillo hasta el Salón Premier de AeroMexico.  Entre y estaba  medio lleno el salón, aun así encontré lugar al fondo.

10891557_1008974782452496_746402397469841280_n

Había canapés, sanwiches de  mozzarella con pastrami, de jamón, de atún, brochettes de vegetales, frutos secos y el usual bar con bebidas alcohólicas ilimitadas, que no pude gozar por estar con una gripe horrible que casi hace que cancelara mi viaje, cosa que no iba a permitir y preferí irme  tomando medicamentos en el viaje.

10922684_1008974802452494_3431329328130449021_n

Hora y media estuve allí comiendo, bebiendo, leyendo y llamando a  amigos para desearles feliz año nuevo. Unos 40 minutos antes de la salida de mi vuelo me fui de allí, pero antes pase con Andrés a la recepción para ver si me podía conseguir una fila de 3 asientos libres vacía para poder dormir a gusto. Por suerte me pudo conseguir la fila, muy gentil de su parte. Me despedí de el deseándole feliz año.

Salí del lugar y se sintió el choque térmico, el aeropuerto no tenía climatización y afuera hacia unos 3 grados sobre cero, en la mañana había nevado en Tijuana. Por suerte cuando llegue a la puerta de embarque  se dio el abordaje y fui de los primeros en subir. Era unos de los nuevos 737 con Sky Interiors. La tripulación no se veía muy contenta ni animada de trabajar en año nuevo, ni siquiera dijeron un mensaje especial ni hicieron alusión al año nuevo. El cierre de puertas se dio a tiempo y el avión despego a las 11:57PM, el piloto dio una vuelta sobrevolando TIJ y pude ver toda la ciudad cubierta de fuegos artificiales, ya era el 2015.

10898303_1008975005785807_5253150936786486233_n    10882206_1008974962452478_3249896169102026623_n

10401960_1008974992452475_7219400040123908652_n1655872_1008974839119157_3704552755262890750_n

Por suerte pusieron la temperatura del avión cálida, traía una gripe mortal, lo bueno es que había cobijas y almohadas de sobra. Una vez estabilizado el avión pasaron con las bebidas y cacahuates, que antes eran cacahuates  sin marca y ahora son mafer que son de buena calidad y muy buenos, me pedí un juego de tomate y agua, nada de alcohol por los antigripales. Me dispuse  a ver una película en el sistema de entretenimiento, de hecho había muchas de recién estreno como Lucy y Guardianes de la Galaxia, la cual vi.

10897903_1008975039119137_18854788077902328_n

10891589_1008974825785825_2789227811138732975_n

10923261_1008975022452472_7350370615038315929_n

A mitad de la película me venció el sueño y me dormí sobre los 3 asientos a manera de cama y me desperté una hora antes de llegar a MEX. Continúe con la película donde la deje y escuche música. El aterrizaje se dio 10 minutos antes de horario (se nos hizo alusión a ello por parte del capitán), México DF estaba cubierto por una ligera bruma que era obvio era producto de los fuegos artificiales. Al descender del avión hacia frio pero más soportable que el de TIJ. Tenía 5 horas por delante hasta la salida de mi vuelo a Argentina. Tenía mucha hambre y me apetecía un desayuno caliente, pero al ser 1 de enero todos los restaurantes abrirían a partir de las 8AM, algo realmente inaudito y a la vez estúpido. Decidí irme a la T1 a buscar comida en algún restaurant pero fue la misma historia solo estaba abierto el Mc Donalds y me compre un Muffin, malísimo.

Regrese a la Terminal 2 y me fui  directito al  Salón Premier, eran como las 6:20AM y ya estaba abierto (El  Centurión de American Express abriría hasta las 8de la mañana ), estuve un muy buen rato allí como unas dos horas, casi no hubo pasajeros. A las 7AM ponen buffet de desayuno caliente  con Chilaquiles verdes, frijoles, muffins de huevo, burritos, salchichas, frutas, yogures, y bollería dulce.

10891765_1008975082452466_7057452088673326660_n10923245_1008975129119128_8997609601957089972_n10922684_1008975225785785_367915695661111034_n10906082_1008975162452458_7818045186701325518_nam-salon-premier-0210675737_1008975189119122_251022736983697834_n

Como a eso de las 9 de la mañana decidí cambiarme al salón Centurión de American Express al cual nunca había entrado en la Terminal 2, con la desagradable noticia que  desde noviembre de 2014 los tarjetahabientes Gold  son admitidos siempre y cuando haya cupo en el Salón, alineándose con las políticas mundiales de Salones Centurión de American Express en el mundo. Estuve una media hora, me dieron sanwiches y café, pero me quedo con el Salon Premier, tienen mejor ambiente y servicio.

AM 30

MEXICO- BUENOS AIRES

10:30AM

Unos 40 minutos antes de la salida de mi vuelo me aproximo a la puerta de embarque en este caso la 54, y ya había gente en  la sala, viajaríamos no mas de 40 pasajeros para un avión con capacidad de 171. El abordaje se dio  rápido y a tiempo debido la cantidad de pasajeros, era un Boeing 767-200ER de las últimos de la flota y próximo a ser retirado a mediados de del 2015. Llegue a mi fila la19 y me topo con que  tenia dos baños, uno a cada lado de la fila,  maldición. En el asiento había  una botella de agua, cobija, almohada y kit de viaje con cepillo de dientes y cubre ojos. Como íbamos tan poco pasajeros me pude hacer de muchas botellas de agua de los demás asientos para mi.

10919047_1008975429119098_4161478398542736605_n10923261_1008975375785770_2819544987050096578_n

El despegue se dio antes de itinerario. Al despegar pudimos ver una hermosa vista de los volcanes Popocatepetl e Iztazihuatl nevados. A los 40 min se dio el desayuno consistente en  huevos revueltos con jamón y tomates asados, fruta, pan, mantequilla y salsa de chile verde. Nada espectacular el desayuno ni notable.

988928_1008975322452442_8769426757008487709_n10917123_1008975249119116_5753389776567624978_n

15905_1008975359119105_3714319612221472474_n

Después del servicio de alimentos que se dio muy apresurado para según yo pudieran los pasajeros descansar, me fui al Galley  (Cocina) a platicar con los sobrecargos, me dieron tips de Buenos Aires, y hablamos  un poco de Aeromexico.

Me fui a intentar dormí acostado sobre 3 asientos, pero con la entradera y salidera de gente de los baños y el ruido del retrete no podía. Asi es que cerre los ojos y trate de dormitar. Derrepente escucho que empiezan a dar el servicio de cena, y volteo a ver el mapa general y apenas íbamos pasando Lima, faltaban unas 5 horas por llegar, creo que hubiera sido mejor que dieran la cena unas dos horas antes, para no llegar con tanto hambre a Ezeiza. La cena era Pechuga de pollo al vapor con judías verdes, pimientos verdes y tomate.  Una ensalada de lechugas con queso, pan, mantequilla y  puding de chocolate. Se paso dos veces ofreciendo bebidas y me pedí un agua de coco y una sprite.

10417579_1008975409119100_6403812281381705938_n10003451_1008975469119094_5592994954447415817_n

El resto  del vuelo lo dedique a leer, escuchar música y ver el panorama. Volamos paralelo a la costa Sudamericana  y entramos por Chile directo a Buenos Aires.

1509654_1008976462452328_2410492375024583794_n10896933_1008976349119006_1391736916584518051_n10896933_1008976442452330_802350867107392847_n

Empezaba a caer el ocaso. Poco antes de las 10 de la noche se indico que iniciábamos el descenso, una media hora antes de nuestra llegada. El descenso fue largo y muy lento, al estar Buenos Aires a la altura del mar y estar yo consitapado, sentía que me explotaría la cabeza, quería gritar. Jamás había sentido eso en un avión, arranque paginas de la revista Aire y las empecé a masticar a manera de chicle, causando miradas extrañas de la gente a mí alrededor. Pude calmar un poco el dolor del cráneo que sentía. El avión toco pista minutos antes  de las 10 y media de la noche, llegando a tiempo. Tardamos mucho para que se nos asignara puerta. Fui el primero en pasar migraciones, donde se me tomo una foto, se me tomaron las huellas dactilares y se me sello el pasaporte, por cierto debes declarar que celular traes contigo. El  equipaje demoro unos minutos en salir y pasar aduana fue rápido. En los próximos días publicare las dos formas de ir de Ezeiza a Buenos Aires y como recorrer Buenos Aires en menos de 36 horas.